Esta imagen muestra la marcha ante el CNE de Maracaibo

Maduro ordena tomar las fábricas que estén paralizadas (Español/English)

El mandatario ordenó tomar las fábricas y plantas que hayan parado su producción y amenazó con encarcelar a sus dueños.

El objetivo, señaló, es contrarrestar la profunda crisis económica que vive el país recuperando los medios de producción.

Los venezolanos marcharon exigieron el revocatorio en buena parte del país
Los venezolanos marcharon exigieron el revocatorio en buena parte del país

Este viernes Maduro extendió la emergencia económica por 60 días más, lo que le da poderes especiales para suspender el orden constitucional y garantizar el funcionamiento de la economía.

El presidente venezolano también anunció que el próximo fin de semana se realizarán ejercicios militares.

Expresó también que esta figura del Estado de Excepción era necesaria para “combatir las fuerzas de agresión extranjeras”.

La crisis económica que comenzó hace tres años ha agravado este año, hasta el punto que ha afectado enormemente la vida del día a día de todos los venezolanos.

“Las implicaciones del estado de excepción y de la toma de las plantas solo podrán conocerse cuando se lleven a cabo las medidas, pues falta ver quiénes y cómo pueden verse afectados y qué cambia comparado con el estado de emergencia que ya está en vigor”, añade el corresponsal de BBC Mundo en Venezuela, Daniel Pardo.

Economistas dicen que parte de la causa de la crisis económica es que el gobierno del fallecido Hugo Chávez expropió más de mil empresas al sector privado y hoy en día prácticamente ninguna está produciendo.

“Venezuela ya vive en estado de excepción desde hace 120 días, cuando se declaró la emergencia económica, y ya hay varias plantas ocupadas por el gobierno en todo el país. Y eso no ha mejorado situación de la gente”, indica Pardo.

La orden de tomar fábricas paralizadas se produjo después de que la mayor empresa de alimentos y bebidas de Venezuela, el Grupo Polar, detuvo la producción de cerveza, tras culpar al gobierno por detener la importación de cebada.

El propietario de la compañía, Lorenzo Mendoza, es un fuerte crítico del presidente Maduro.

“Tenemos que tomar todas las medidas para recuperar la capacidad productiva, que está siendo paralizada por la burguesía,” dijo Maduro.  (Tomado de BBC Mundo)

English

Maduro threatens seizure of closed factories

Venezuelan President Nicolas Maduro has threatened the seizure of factories that have stopped production, and the jailing of their owners.

Esta imagen muestra la marcha ante el CNE de Maracaibo
Esta imagen muestra la marcha ante el CNE de Maracaibo

In a speech to supporters in the capital Caracas, he said the country had to recover the means of production, to counter its deep economic crisis.

On Friday, he introduced a new, nationwide state of emergency.

Mr Maduro said the state of emergency was needed to combat foreign aggression, which he blamed for Venezuela’s problems.

And he said military exercises would take place next weekend to counter “foreign threats”.

The economic crisis that started three years ago has deepened this year, to the point that it has affected immensely the day-to-day life of every Venezuelan.

On top of having to queue for hours every week to be able to buy the basic products, now Venezuelans have to cope with energy and water rationing almost daily.

This, in a country that used to be one of the most developed nations in Latin America, with the highest consumption rates in the region.

Venezuelans have lost interest in Mr Maduro’s moves because of the economic crisis. The latest, like the state of emergency decree or the occupation of certain plants, are in fact already happening and have changed little for Venezuelans’ daily lives.

‘All measures’

The threat to seize closed factories came after Venezuela’s largest food and beverage company, the Polar Group, halted production of beer, blaming government mismanagement for stopping it importing barley.

The group’s billionaire owner, Lorenzo Mendoza, is a fierce critic of President Maduro.

“We must take all measures to recover productive capacity, which is being paralysed by the bourgeoisie,” Mr Maduro told a rally in Caracas.

“Anyone who wants to halt [production] to sabotage the country should get out, and those who do must be handcuffed and sent to the PGV [Venezuelan General Penitentiary],” he said.   (From BBC News)