Moya reveló que en reiteradas ocasiones la directiva de la compañía ha hecho caso omiso a los informes presentados por los delegados de prevención laboral

Alcasianos denuncian que explosión en empresa es crónica de una muerte anunciada

Moya reveló que en reiteradas ocasiones la directiva de la compañía ha hecho caso omiso a los informes presentados por los delegados de prevención laboral
Moya reveló que en reiteradas ocasiones la directiva de la compañía ha hecho caso omiso a los informes presentados por los delegados de prevención laboral

(Prensa Alternativa Laboral Alcasiana)  Representantes del Movimiento Progresista y Alternativa Laboral Alcasiana denunciaron que el incidente registrado la mañana de este jueves en el área de emvarillado III de CVG Alcasa y que dejó como saldo un trabajador con quemaduras de segundo grado en diferentes partes de su cuerpo, es la crónica de una muerte anunciada, producto de la falta de repuestas de la directiva de la compañía a las exigencias de los trabajadores en materia de prevención laboral.

Los  voceros de los trabajadores anunciaron que desde hace más de un año vienen denunciando el mal estado de los equipos y falta de insumos de seguridad ante la directiva de la empresa, pero está a través de la Gerencia de Seguridad Industrial ha hecho caso omiso de sus denuncias, colocando en riesgo la vida de más de 4.800 de padres y madres de familia que laboran en CVG Alcasa.

 

Bomba de tiempo

Juan Carlos Moya, representante de Alternativa Laboral Alcasiana, señaló que desde que  la comisión China se instaló los hornos en la empresa, los trabajadores han alertado sobre su funcionamiento irregular; sin embargo nadie en la empresa se ha hecho responsable con sus denuncias.

“Ninguno de los trabajadores que laboran en las áreas donde fueron instalados estos nuevos equipos fueron capacitado de manera integral para su funcionamiento, solo recibieron un sencillo curso sobre su encendido y apagado, situación que hoy quieren tapar a toda costa”.

El dirigente laboral reveló que en reiteradas ocasiones la directiva de la compañía ha hecho caso omiso a los informes presentados por los delegados de prevención laboral elegidos por los trabajadores  ante el Instituto Nacional de Prevención, Salud y Seguridad Laborales, (Inpsasel), lo cual eleva el riesgo de los trabajadores.

“Lo que sucedió este jueves en CVG Alcasa y que por poco cobra la vida de nuestro compañero de trabajo, José Ramón Suárez,  es una muestra de la poca importancia y apego que la directiva de la empresa mantienen por la clase trabajadora que a diario arriesgan sus vidas para garantizar la operatividad de la empresa en condiciones infrahumanas”.

 

Trabajando con las uñas

Moya  acotó quela mayoría de los trabajadores de la empresa laboran con las uñas ante la falta de dotación de seguridad como botas, mascarillas, lentes, polainas, chaquetones, guantes de seguridad y trajes términos para realizar sus tareas  diarias.

“Los trabajadores  que desnatan los crisoles, quienes deben forrarse en un traje térmico, no tienen nada con que trabajar, por lo que se encuentran  a la espera de algunos implementos de seguridad que nos prestará CVG Venalum para desnatarlos; mientras  que el segundo horno Chino instalado en el área de Fundición viene presentando problemas ante el cambio variable de temperatura que sube drásticamente de 1.000 grados a 1.500 grados, lo cual constituye una bomba de tiempo para sus operadores”.

El dirigente laboral, instó a los miembros del Comité de Higiene  y Seguridad Laboral de la empresa  a reunirse lo antes  posible, con el fin de definir las políticas de la empresa en materia de seguridad.

Sin  HCM

Miguel Ekar, representante del Movimiento Progresista que hace vida en CVG Alcasa, denunció que pese a que el accidente se registró en la compañía, el trabajador fue ruleteado  por al menos 3 clínicas privadas de la zona ante el incumplimiento de los pagos.

“Es lamentable que CVG Alcasa no  tenga un seguro de HCM que permitiera atender al trabajador con la prontitud del caso, ya que el seguro de la empresa  no funciona, pese a que quincena tras quincena es descontado de sus listines, es por ello que pedimos la destitución del gerente de personal de la compañía, ya que CVG Alcasa no puede seguir jugando con el derecho a la vida de los trabajadores”.

Ekar, aseguró que mientras la empresa mantiene una fuerte deuda con las clínicas privadas de la zona, su directiva continúa realizando pagos a otras empresas  cuyos servicios no son prioritarios para sus trabajadores.

“Por encima de todo la salud de los trabajadores debe ser prioridad de CVG Alcasa, de allí la importancia de contar con un seguro que atienda a las necesidades de los trabajadores y garantice su vida ante una eventualidad”.

El dirigente sindical indicó que las clínicas privadas de la zona solo reciben a los trabajadores de la empresa cuando estos realizan un prepago de los estudios o exámenes que le van realizar, de allí la importancia que le cancelen  las deudas a las clínicas privadas.

“Nosotros defenderemos los beneficios contractuales de nuestros trabajadores donde tengamos que defenderlos, es por ello que instamos al presidente de la empresa ha que cancela la deuda con las clínicas privadas para que tanto los trabajadores de CVG Alcasa como sus familia puedan recibir la debida atención que requiere en materia de salud”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *