Familiares de las víctimas

Por qué el ataque al Club en Orlando fue tan mortífero (Español/English+Fotos+Video)

Omar Mateen el responsable del ataque al Club en Orlando
Omar Mateen el responsable del ataque al Club en Orlando

En el momento en que Omar Mateen dejó de disparar en el interior del club nocturno Pulse en la ciudad de Orlando, en Florida, en la madrugada de este domingo, una de cada tres personas que estaban allí había sido alcanzada por algún proyectil.

Horas después, las cifras subieron a niveles históricos: el violento ataque de Mateen había dejado 49 muertos y 53 heridos, en el que ya es el tiroteo masivo más mortífero en la historia reciente de EE.UU.

Las autoridades explicaron que el atacante llamó a una línea de emergencias para declarar su lealtad al grupo radical autodenominado Estado Islámico y que en sus conversaciones telefónicas con la policía el joven de 29 años se mostró “tranquilo y calmado”.

Pero, ¿qué tiene de distinto este ataque con respecto a los 372 que ocurrieron en suelo estadounidense durante 2015 o a los otros que acontecieron en años anteriores con las mismas características?

“La principal diferencia es que ocurrió en un recinto cerrado y ruidoso, lo que evitó que la gente se diera cuenta de lo que estaba ocurriendo. Y cuando lo notaron, no tenían un lugar hacia donde escapar”, dijo el experto en seguridad antiterrorista Anthony C. Roman, de la empresa Roman and Associates, con sede en Nueva York.  Pero no es la única causa.

El lugar del nuevo ataque que se pretende achacar a Isis
El lugar del nuevo ataque que se pretende achacar a Isis

La duración del ataque en Pulse – más de tres horas- y el arma que utilizó Mateen -un fusil AR-15- fueron dos aspectos que también ayudaron a aumentar el número de víctimas fatales, de acuerdo a Roman y a otros analistas consultados por BBC Mundo.

“Aunque la respuesta de la policía fue inmediata, el atacante sólo fue neutralizado tres horas después de haber disparado por primera vez, lo que ayudó a que pudiera recargar su arma y tuviera tiempo de recorrer el lugar en busca de víctimas, a las que fue matando en etapas”, explicó Roman.

Se analizaron  tres claves que hacen que el tiroteo en la discoteca gay de Orlando se inscriba en la historia como en peor en su género en Estados Unidos.

  1. Lugar cerrado y ruidoso

El 13 de noviembre de 2015, tres atacantes ingresaron al teatro Bataclan, ubicado en el sur de París, Francia, y abrieron fuego contra las personas que asistían a un recital musical.

La cifra de muertos fue de 83, la mayoría espectadores que no alcanzaron a escapar del teatro.

Por qué el ataque al Club en Orlando fue tan mortífero

Las víctimas identificadas del ataque a Pulse son en su mayoría de origen hispano

Comparando lo ocurrido en París con lo que se sabe sobre Orlando, parece que la embestida de Meteen puede ser considerada similar en el accionar: ingresó por la puerta principal y comenzó a disparar contra las personas que estaban dentro del establecimiento disfrutando de una fiesta.

Muchos de los testigos que lograron sobrevivir al ataque afirmaron que confundieron los disparos con el estrépito de la música por un buen rato.

“Pensé que era una canción de los Ying Yang Twins”, le dijo a la cadena radial NPR Christopher Hansen, uno de los presentes en el club.

La confusión ayudó a que Omar Mateen disparara durante casi un minuto sin que la música se apagara.

“Casi que comencé a bailar con el ritmo”, dijo. Pero cuando la música se detuvo y los disparos continuaron, la diversión se convirtió en terror.

“La mayoría de los tiroteos en Estados Unidos ocurren en espacios abiertos y los que se registran en lugares cerrados son siempre en colegios y universidades, donde hay rutas de escape más accesibles”, le dijo a BBC Mundo Natasha Esrow, especialista en temas de terrorismo y docente de la Universidad de Essex, en Reino Unido.

En el caso de Pulse, las únicas vías de salida fueron la puerta de acceso al patio y una puerta trasera. La salida principal estaba bloqueada por el atacante.

  1. El poder del arma

Tanto Esrow como Roman coinciden en que el factor principal detrás de la cantidad de muertos en Orlando es el poder de ataque del fusil de asalto tipo AR-15, el que utilizó Marteen.

“El AR-15 es una versión del M-16 que utilizan las fuerzas armadas de Estados Unidos. Es una arma semiautomática, que le permite al tirador dejar apretado el gatillo para aumentar su rango de ataque, sin tener que recargar”, explicó Ezrow.

De acuerdos a los reportes de la policía y el FBI, fusiles de asalto como el AR-15 fueron utilizados en las matanzas de los cines de Aurora, Colorado (el 20 de julio de 2012), la de la escuela de Sandy Hook en Newtown, Connecticut (14 de diciembre de 2012), y más recientemente en San Bernardino, California, donde murieron 14 personas el pasado 2 de diciembre.

La capacidad del arma le permitió a Marteen no solo ser más efectivo en su ataque, sino crear caos y pánico que él utilizó como protección.

“Es una arma que funciona con gran velocidad y el atacante aprovechó eso para crear una confusión tal que ninguna de las personas que estaba dentro del club se atrevió a neutralizarlo”, explicó el analista.

  1. Tres largas horas de operativos

Según la policía de Orlando, el ataque comenzó en plena madrugada, a las 2:00 horas de este domingo. A esa hora Marteen le disparó al guardia de la entrada y comenzó su violenta incursión dentro del bar Pulse.

Familiares de las víctimas
Familiares de las víctimas

Y finalizó recién a las 5:00 am, tres horas después, con la muerte del atacante abatido por la policía.

“Es indudable que ese tiempo fue suficiente para causar el mayor daño posible, pero no se trató de una falta de respuesta de la policía, sino de la necesidad de manejar una difícil situación táctica”, explicó Roman.

A los dos minutos de iniciado el ataque, Marteen fue interceptado por un miembro de la policía y, después de un intercambio de disparos, el uniformado se vio obligado a salir del establecimiento.

El jefe de la policía local, John Mina, informó que sus fuerzas llegaron e ingresaron al establecimiento. Allí fue cuando Marteen se encerró en los baños y tomó a las personas que estaban allí como rehenes.

La policía aprovechó para sacar a los heridos y a los sobrevivientes que habían quedado en el salón principal.

“Fue un momento difícil: Marteen los amenazó no sólo con detonar una bomba que dijo llevar encima, sino que también les dijo que el lugar estaba lleno de explosivos. Tuvo que pasar un lapso de varios minutos hasta que se determinó que no había riesgo de explosión dentro del bar”, explicó Roman.

La policía intentó negociar con el atacante. A las 5:00 am, decidió utilizar el equipo SWAT para irrumpir en el bar y terminar con el ataque.

“Creo que cuando (el atacante) tomó a los rehenes la situación se tornó mucho más complicada. No creo que se hubiera podido terminar antes, la policía tiene como principio intentar salvar a la mayor cantidad de personas posibles. Y así lo hizo”, aclaró Roman.

Al final, muchos de los clientes del club pudieron escapar por un agujero que las fuerzas policiales realizaron con un vehículo blindado en una de las paredes del local.

Fue por ahí que también salió el atacante que fue abatido por la policía.  (BBC Mundo)

English

Orlando shootings: ‘No clear evidence’ of IS link

The place of the attack
The place of the attack

There is no clear evidence that the Orlando gunman was directed by the so-called Islamic State group (IS), US President Barack Obama has said.

But the inquiry into the attack on the Pulse gay night club, in which 49 people were killed, is being treated as a terrorist investigation, he added.

The FBI’s director said the gunman was radicalised through the internet.

Meanwhile Donald Trump said he would suspend immigration from certain areas of the world to the US.

The presumptive Republican presidential candidate also renewed his call for a temporary ban on Muslims entering the country.

The US authorities say gunman Omar Mateen pledged allegiance to IS shortly before the attack in Florida.

However, the extent of any links to IS remains unclear.

Speaking in Washington, Mr Obama said: “It does appear that at the last minute he [gunman Omar Mateen] announced allegiance to Isil [IS].

“But there is no evidence so far that he was in fact directed.

“This is certainly an example of the kind of home-grown extremism that all of us have been concerned about for a very long time.”

Political reaction

Responding to the Orlando shootings, Mr Trump reiterated his proposal to ban foreign Muslims from entering the US.

“We cannot continue to allow thousands upon thousands of people to pour into our country, many of whom have the same thought process as this savage killer.”

Mr Trump said: “When I’m elected I will suspend immigration from areas of the world where there is a proven history of terrorism against the United States, Europe or our allies.”

He also spoke out against any move to increase gun controls, saying he would be “always defending” the Second Amendment which protects “the right of the people to keep and bear arms”.

Meanwhile presumptive Democratic candidate Hillary Clinton promised to make stopping “lone wolf” attacks a top priority.

Mrs Clinton called for action to stop militants getting hold of assault rifles, saying weapons of war had no place on America’s streets.

The investigation

FBI Director James Comey told reporters in Washington that there were “strong indications of radicalisation and of potential inspiration by foreign terrorist organisations”.

“We’re highly confident this killer was radicalised at least in some part through the internet,” he said.

In phone calls to the authorities from the nightclub, Mateen said he was carrying out the attack for IS but he also pledged allegiance to a suicide bomber for the al-Nusra Front group in Syria, and to the perpetrators of the Boston Marathon bombing, none of whom is linked to IS.

“We see no indication that this was a plot directed from outside the United States, and we see no indication that he was part of any kind of network,” Mr Comey said.

Investigators are going through the killer’s life, and especially his electronic devices, to try to understand his motivation, Mr Comey said.

The FBI director declined to use the gunman’s name, as “part of what motivates sick people to do this kind of thing” was a desire for fame, he said.

“We are also working to understand what role anti-gay bigotry played in this attack,” Mr Comey said.

Mr Comey detailed his organisation’s prior contact with Mateen, and defended the FBI’s investigations into him.

“I don’t see anything in reviewing our work that our agents should have done differently,” Mr Comey said, while promising transparency over the issue.

The owner of a gun shop where Mateen recently bought two guns said he had passed a full background check when purchasing the weapons.

“If he hadn’t purchased them from us I’m sure he would have gotten them from another local gun store,” Edward Henson from the St Lucie Shooting Center told reporters.  (BBC News)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *