La genialidad de James no pudo con el empuje y la fuerza que impusieron los chilenos

Tormenta chilena dejó a Colombia en el camino a la Copa

Los colombianos cometieron errores en el juego que sellaron la derrota
Los colombianos cometieron errores en el juego que sellaron la derrota

Este jueves Colombia se enfrentaba a Chile por semifinales de la Copa América Centenario en el Soldier Field de Chicago en un encuentro trepidante, jugado a un ritmo desesperado, que no se pudo reanudar a tiempo en su segunda parte debido a una tremenda tormenta eléctrica y pertinaz lluvia que tuvo en vilo a los espectadores por dos horas y veinticinco minutos, luego de ese lapso de tiempo se jugó el segundo tiempo.
Por algo Chile fue mejor equipo, superior los 90´min de juego, especialmente en el primer tiempo que abrieron temprano con un gol al minuto 7 de Charles Aranguiz en un ataque inicial que arropó por completo a la selección cafetera.
En este tiempo Colombia no tuvo nunca el control de las acciones, y se cometieron varios errores a lo largo del partido que nada más en el minuto 11 se capitalizaron en un remate del chileno Fuenzalida en el minuto 11, que les dio el segundo tanto del encuentro. Colombia intentó varios ataques con suerte contraria, pero los contragolpes chilenos estuvieron a punto de perforar nuevamente el arco colombiano. Así se cerró el primer tiempo con la irremediable ventaja de dos goles a cero a favor de los chilenos.

La genialidad de James no pudo con el empuje y la fuerza que impusieron los chilenos
La genialidad de James no pudo con el empuje y la fuerza que impusieron los chilenos

El segundo tiempo fue el más inesperado de toda la copa. pues se tardó más de dos horas en iniciar por una tormenta desatada sobre el campo, que estaba convertido en poco más de una laguna al darse el pitazo para reanudar el encuentro, que estuvo a punto de ser suspendido. Pero allí siguió irreconocible el conjunto de Pékerman. Los cambios no funcionaron, ni Bacca, ni Marlos Moreno lograron tener efecto positivo en la ofensiva cafetera. Si bien Colombia atacó más, ya el juego era contra el reloj, contra el campo convertido en pantano y contra un Chile crecido que no dejó de defenderse nagistralmente, de jugar rudo y de contragolpear; sellando al final la derrota de los cafeteros, ante el equipo que ha mostrado más garra, agresividad y fuerza de la Copa.
Con este resultado se reedita la final de la anterior Copa América, Argentina y Chile jugarán la gran final este domingo, en un partido se que presenta difícil para los dos rivales, que definitivamente han clasificado como los mejores de América. (Nota Redacción Globalizados)