Compañeros del Barsa y Rivales hoy en el campo: Messi y Bravo

Argentina y Chile a cobrarse las viejas y las nuevas esta noche

Los chilenos llegan con fuerza y ferocidad a esta fiinal
Los chilenos llegan con fuerza y ferocidad a esta fiinal

Argentina y Chile se miden esta noche  a las 8 de la noche, hora venezolana, en la final de la Copa América Centenario, en un partido al que llegan exhibiendo su mejor momento futbolístico y amparados en resultados recientes y contundentes.  Juego que se escenifica en la gran manzana a casa llena, con una argentina que tiene tres finales disputadas y tiene la obligación de ganarle a un Chile que ha demostrado talento, ganas y ferocidad en el campo de juego.

Además de estar el título en juego, este duelo decisivo servirá para que ambos contrincantes tengan la posibilidad de dejar atrás algunos episodios recientes y no tan gratos. Es decir, para la revancha.

En lo inmediato: Chile se vio claramente superado por Argentina en el duelo de la ronda de grupos, el cual ganó la albiceleste 2-1 con tantos de Ángel Di María y Éver Banega.

Ese duelo y el siguiente ante Bolivia pusieron a Chile contra la pared, pero salió vivo, enderezó el rumbo y actualmente presenta su mejor versión.

“Llegamos en muy buena forma, llegamos fuertes”, dijo Juan Antonio Pizzi, el estratega argentino que asumió la dirección técnica de Chile tras la salida de su compatriota Jorge Sampaoli, el que llevó a la roja al título de la Copa América del año pasado. “Hay que competir y ganar”, dijo Pizzi en una muestra de optimismo.

A nivel de once abridor, la mejoría de Marcelo Díaz le permitirá estar de titular formando el triángulo de oro junto a Arturo Vidal y Charles Aránguiz.

Para Chile es, pues, una oportunidad de cobrar revancha del único equipo que lo superó ampliamente en lo que va del torneo, pues el descuento en aquel partido del 6 de junio llegó cuando ya se jugaba el tiempo agregado.

Compañeros del Barsa y Rivales hoy en el campo: Messi y Bravo
Compañeros del Barsa y Rivales hoy en el campo: Messi y Bravo

Mayor presión

Del otro lado, la sequía de títulos internacionales para Argentina se está alargando a casi tres décadas. Demasiado tiempo para el peso y la historia de la albiceleste.

Argentina se apunta a su tercera final al hilo (Mundial Brasil 2014 y Copa América del año pasado) y, lógicamente, necesita celebrar algo por fin.

“Falta un partido. Y lo que tenemos que hacer es ganarlo. Para cambiar esto tenemos que ganarlo. No queda otra”, sentenció Gerardo Martino, que sabe lo que se juega el país en el duelo de esta noche.

Y fue tajante al afirmar que la evaluación del equipo, “exclusivamente, dependerá del resultado de la final”.

Ojo, pero el entrenador tiene claro el rival que estará enfrente y lo que pueden proponer sus pupilos en campo.

“No somos los mejores ni en la presión alta ni en la elaboración. Elaboramos mejor que muchos, pero no somos los mejores, y presionamos mejor que muchos, pero no somos los mejores”, prosiguió.

La gran duda de Martino será Di María. El hombre que destacó en los primeros partidos aún no estaba al cien por ciento de la lesión en vísperas del partido.

Será evaluado hasta última hora. Caso contrario, será Erik Lamela su reemplazo.  (Redacción Globalizados/Líder en Deportes)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *