Aunque el Gobierno la vende como un gran logro la realidad es que no alcanza para nada

Tarjeta de alimentación no alcanza para más de 6 almuerzos

Los 18 mil bolívares de la tarjeta de alimentación o cesta ticket no alcanzan para más de 6 comidas en un mes
Los 18 mil bolívares de la tarjeta de alimentación o cesta ticket no alcanzan para más de 6 comidas en un mes

La tarjeta de ticket de alimentación de 18.585 bolívares resulta insuficiente para cumplir con su función: cubrir los gastos alimenticios del consumidor durante un mes.

Así lo afirman los venezolanos de a pie, que pasan horas en las calles de Caracas trabajando.

Este pago, otorgado a los trabajadores una vez al mes, podría gastarse en simples almuerzos ejecutivos, cuyo precio varía desde 2.700 hasta 3.500 bolívares.

Fuentes señalaron que, la mayoría de los restaurantes, que ofrecen este tipo de menús cobran 2.800 bolívares por un combo que incluye una proteína, dos contornos y la bebida. Con estos precios, la tarjeta de alimentación se iría solo por almorzar seis veces, es decir, en poco más de una semana.

“Esa tarjeta no llega al final del mes ni pasando sed. No alimenta ni a una persona, muchos menos a una familia”, aseguró María Isabel Gamboa, quien trabaja para una empresa que fabrica material POP para eventos especiales.

El sueldo mínimo integral del trabajador, que incluye sueldo base y la tarjeta de alimentación,  es de 33.636 bolívares, lo que equivale a unos 12 almuerzos en la calle. Es decir, sin contar los fines de semana, solo alcanza para almorzar fuera de casa durante dos semanas y dos días.

Los precios varían

Los costos de los menú ejecutivos varían dependiendo del lugar en Caracas en que esté ubicado el restaurante. Pequeños establecimientos de la avenida San Martín de Caracas ofrecen estos combos, con un vaso de jugo de papelón incluido, en 2.500 bolívares; mientras que, en El Rosal, restaurantes de este tipo venden almuerzos en 3. 300 bolívares.

Aunque el Gobierno la vende como un gran logro la realidad es que no alcanza para nada
Aunque el Gobierno la vende como un gran logro la realidad es que no alcanza para nada

“Yo siempre preferí comer en la calle y ahora más por las colas que se forman en los supermercados. Pero con estos precios no se puede, podría gastar todo mi sueldo en dos semanas solo por comer en la calle. Y ni siquiera estoy comiendo lujosamente”, señaló un hombre de  54 años de edad, quien acababa de pagar 3.200 bolívares por un menú ejecutivo en un restaurante de Los Cortijos.

“Si no se va en la calle, se va en el mercado.  A veces le doy mi tarjeta a mi esposa para que haga las compras y  se gasta en 4 mercados pequeños”, agregó.  (Agencias)