Ecuador debe luchar por mantener la punta

Las selecciones en las eliminatorias sudamericanas para Rusia 2018

Se trata de un duelo  de técnicos
Se trata de un duelo de técnicos

Hay siete países separados por tan solo cuatro puntos, pero la doble fecha que se disputará en los próximos siete días de las eliminatorias sudamericanas a partir de este jueves puede dejar un panorama más claro sobre el camino hacia a la Copa del Mundo de Rusia 2018.

Matemáticamente todas las selecciones tienen opciones de llegar a la cita mundialista, pero las esperanzas se pueden extinguir completamente para Perú, Bolivia y Venezuela, obligadas a sumar de a tres puntos para seguir soñando con Rusia.

Otro aspecto que influirá es la reacción que tengan la Vinotinto y el conjunto del altiplano con la llegada de sus nuevos seleccionadores, Rafael Dudamel, quien ya estuvo en la Copa América, y Ángel Guillermo Hoyos.

Junto a ellos se estrenarán en el proceso clasificatorio Edgardo Bauza con Argentina, Adenor Leonardo Bacchi “Tite” con Brasil y Francisco “Chiqui” Arce que regresa a Paraguay.

Si se suma a Juan Antonio Pizzi, quien sustituyó a Jorge Sampaoli al frente de Chile en enero de este año, ya son más de la mitad las selecciones que han cambiado de entrenador desde que se iniciaron las eliminatorias en octubre de 2015.

Lo que falta por ver es si la llegada de un nuevo técnico será suficiente para conseguir uno de los cupos a Rusia.

Los de abajo

El duelo entre Bolivia y Perú en La Paz puede ser el más determinante de la doble fecha de las eliminatorias con dos países que se miden en un duelo directo donde el empate no les sirve a ninguno.

Bolivia apuesta todo a los partidos en casa
Bolivia apuesta todo a los partidos en casa

Los dirigidos por el argentino Hoyos se aferran a las estadísticas para confiar en la victoria luego de sumar cinco victorias y ninguna derrota en siete partidos de local frente a los peruanos, pero lo cierto es que de los últimos seis partidos jugados en el Hernando Siles sólo han ganado uno contra Venezuela.

El técnico de Perú, Ricardo Gareca, volverá a depender de la base de jugadores que destacaron en la Copa América Centenario, por lo que futbolistas históricos como Claudio Pizarro y Jefferson Farfán volvieron a quedar por fuera de la convocatoria.

Los de la banda están con la obligación de romper la racha de 26 partidos sin conocer la victoria de visitantes -suman dos empates- y son conscientes que es ahora o nunca si desean enderezar el rumbo de la clasificación.

Una presión añadida para ambos son los rivales que aparecen en el horizonte, Chile (Bolivia) y Ecuador (Perú).

Perú confía en desplegar el buen juego de los últimos tiempos
Perú confía en desplegar el buen juego de los últimos tiempos

Los bolivianos nunca han ganado en Santiago en las eliminatorias y es difícil pensar que podrán rescatar un punto frente a los bicampeones de América, más allá de que en Estados Unidos estuvieron cerca de empatar en la fase de grupo y sólo perdieron por un polémico penal en el minuto 100 del partido.

El panorama para Perú no es mucho más alentador, ya que Ecuador es uno de los equipos más en forma de las eliminatorias y Lima es una sede en donde le suele ir bien.

De allí que sumen dos victorias por lado y dos empates.

La tercera selección que cuelga de un hilo es Venezuela, que se medirá a Colombia en Barranquilla y a Argentina en Mérida.

Es difícil ver la luz al final del túnel para la Vinotinto luego de sumar un punto de 18 posibles, pero hay tres razones para estar moderadamente optimista.

Una es su buena actuación durante la Copa América en Estados Unidos donde superó la fase de grupos.

Ecuador debe luchar por mantener la punta
Ecuador debe luchar por mantener la punta

La segunda es la serie de buenos resultados que ha conseguido recientemente frente a Colombia y la tercera es el recuerdo de la victoria que consiguieron frente a Argentina en 2011, la última vez que se enfrentaron en territorio venezolano.

Los pesimistas recuerdan que esa fue la única victoria que han conseguido en 12 partidos frente a la albiceleste en eliminatorias -11 derrotas- y la goleada 4-1 que sufrieron en Estados Unidos.

Los grandes

Uruguay visita a Argentina como líder de las eliminatorias en un clásico del Río de la Plata en el que la atención y la presión está en el conjunto local.

Es verdad que la Celeste nunca ha podido ganar de visitante en eliminatorias y que la última vez que jugó en Mendoza cayó contundentemente por tres goles a cero, pero enfrente estará una Argentina que estrena técnico, que no contará con Sergio Agüero y que tiene la duda de Lionel Messi.

Uruguay confía en el retorno de Luis Suárez a su once
Uruguay confía en el retorno de Luis Suárez a su once

Los dirigidos por el maestro Óscar Tabárez recibirán luego a Paraguay, un equipo que suele presentarles problemas en el estadio Centenario de Montevideo, mientras Argentina viajará a Venezuela.

Más complicado lo tendrá Brasil en el comienzo de la era “Tite”.

La Canarinha todavía celebra la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Río 2016, la primera de su historia, pero sabe que las eliminatorias es algo completamente diferente.

Actualmente están por fuera de los cupos de clasificación a Rusia y necesitan reaccionar pronto para no poner en riesgo su récord de ser el único país en haber participado en todos los mundiales.

El primer reto será el de conquistar a Ecuador en la altura de Quito, algo que no han podido hacer en cuatro partidos y donde suman dos derrotas.

El segundo será en el calor de Manaos contra Colombia, selección a la que no le ha podido ganar de local desde 2000 y contra la que registra cuatro duelos sin goles en los últimos seis partidos.

Brasil a pesar de la reciente medalla de oro la tiene difícil
Brasil a pesar de la reciente medalla de oro la tiene difícil

Los bicampeones

Para Chile se tratará de ratificar su condición de campeón de América o será un regreso a la realidad de un proceso clasificatorio que no reconoce de galones y se caracteriza por su dificultad.

La visita al estadio los Defensores del Chaco puede definir el futuro de la Roja ya que las tres veces que ganó en Asunción logró clasificar al Mundial.

La cara opuesta es que de las cinco derrotas que sufrió en ese campo sólo pudo llegar a la cita mundialista en una ocasión.

El técnico Pizzi no contará con el portero Claudio Bravo por motivos personales ni con el mediocampista Marcelo Díaz, por lesión.

Pese a ello mantiene el bloque de la generación de jugadores que conquistaron los títulos de la Copa América en 2015 y 2016 y que es liderada por Alexis Sánchez y Arturo Vidal.

Habrá que ver cómo llegan a Santiago para enfrentar a Bolivia, si se mantiene la euforia del triunfo copero o con las heridas abiertas del duelo frente al conjunto guaraní.  (BBCMundo)