La diputada Olivia Lozano acusó a la ministra Luisana Melo y al gobernador Rangel Gómez por permitir que rebroten enfermedades

Olivia Lozano: “Brote de difteria evidencia caos sanitario en Bolívar”

La diputada a la Asamblea Nacional, Olivia Lozano, se pronunció ante el brote de difteria que azota al estado Bolívar, asegurando que la negligencia y la improvisación con la que se ha llevado la gestión pública en materia de salud condujo a un caos sanitario en Guayana.

Lozano explicó que las inmensas y desordenadas colas que deben hacer los bolivarenses para vacunarse son la mejor muestra del fracaso que en cuanto a prevención se refiere, exhibe el gobernador Francisco Rangel Gómez a través del Instituto de Salud Pública del Estado Bolívar (ISP).

“Existe un total desorden y falta de planificación  en cuanto a prevenir y controlar brotes de enfermedades endémicas como la malaria y la difteria”.

La diputada Olivia Lozano acusó a la ministra Luisana Melo y al gobernador Rangel Gómez por permitir que rebroten enfermedades
La diputada Olivia Lozano acusó a la ministra Luisana Melo y al gobernador Rangel Gómez por permitir que rebroten enfermedades

“Parece que la única política sanitaria de este régimen es la negación; el ocultamiento de los boletines epidemiológicos y la total opacidad informativa, que en nada contribuye a prevenir y enfrentar estas enfermedades”, señaló.

Monopolio de vacunas

Olivia Lozano reveló que desde hace varios años el suministro de vacunas contra la difteria le fue entregado por el régimen a Cuba,  creando un monopolio que dejó por fuera a otros proveedores de América y Europa, con lo que “la adquisición de vacunas se convirtió en otra oportunidad de negocios corruptos de la revolución en perjuicio del pueblo venezolano y guayanés”.

“Son más de 20 los niños bolivarenses que han muerto por difteria, niños de familias humildes, en su mayoría de comunidades indígenas, son las víctimas de la negligencia, la improvisación y la corrupción que en materia sanitaria tiene el régimen de Maduro en Bolívar,  y los responsables directos de todo ese desastre son sin duda la ministra Luisana Melo y el gobernador Francisco Rangel Gómez”.

“Melo y Rangel Gómez deben saber que con su negligencia e inacción están cometiendo un crimen de lesa humanidad en perjuicio de miles de habitantes del estado Bolívar, y en particular contra los niños que murieron a consecuencia de sufrir una enfermedad que había sido controlada hace más de 24 años”, adujo.

Lozano denunció además que en muchos casos, las vacunas que se han venido aplicando están vencidas, y que los ambulatorios de Bolívar en general carecen de insumos como jeringas, medicinas y soluciones para prevenir y atender casos no solo de difteria sino de malaria.

“Esto que estamos viendo es una extensión de lo que ya se padece en Guayana con la malaria, que está desatada en Bolívar principalmente en el municipio Sifontes, ante la falta de prevención y de tratamientos debido a la indolencia del gobernador Rangel Gómez”.

“Venezuela es el campeón mundial en casos de malaria y esto parece no importarle a este régimen,  como tampoco les importó permitir este brote de difteria del que aún hoy insisten en la estrategia perversa de negar las víctimas y consecuencias”, expuso.

Para concluir, la parlamentaria de Voluntad Popular recordó que los delitos de lesa humanidad no prescriben, por lo cual el daño sanitario infringido al pueblo del estado Bolívar no quedará impune, ya que tarde o temprano quienes debieron evitar que reaparecieran estas enfermedades controladas décadas atrás tendrán que responder por ello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *