Los investigadores estudian las relaciones que implican a Pdvsa y a un número de compañías

Confiscarán $ 11 millardos robados de Pdvsa

Fiscales federales de Estados Unidos se preparan para formalizar cargos contra varias personas y confiscar las propiedades obtenidas del dinero de Pdvsa, indica Bloomberg en su portal web. Asegura que la confiscación de bienes asciende a más de 11 millardos de dólares en ese país.

Los investigadores estudian las relaciones que implican a Pdvsa y a un número de compañías
Los investigadores estudian las relaciones que implican a Pdvsa y a un número de compañías

Señala que “tres personas familiarizadas con el caso”, que pidieron no citar sus nombres, afirmaron que el gobierno federal investiga a una docena de venezolanos.
Ex ejecutivos de la petrolera son mencionados como sospechosos de aceptar sobornos millonarios de intermediarios para adjudicar contratos con sobreprecios, reseña Bloomberg. Según el medio, entre los investigados figuran funcionarios venezolanos, “empresarios prominentes”, y otras personas vinculadas al tráfico de cocaína.
Estados Unidos aprovecharía casas y propiedades –muchas de ellas por decenas de millones de dólares cada una–, así como aviones privados y otros activos para crear un fondo que eventualmente sería devuelto al Ejecutivo de Venezuela después de una elección democrática, declaró una de las fuentes, reporta el medio.
El gobierno estadounidense habría ubicado una serie de activos en ese país, que incluyen alrededor de 20 residencias, algunas de ellas ubicadas en West Palm Beach y en los suburbios de Houston.
Los investigadores estudian las relaciones que implican a Pdvsa y a un número de compañías: Pratt & Whitney, General Electric Co. y Rolls Royce Holdings Plc, así como ProEnergy Services, una empresa con sede en Missouri, entre otras, según dos fuentes citadas por Bloomberg.
Los fiscales también rastrean cómo fluía el dinero robado a la petrolera venezolana a través de las entidades financieras Citigroup Inc., JP Morgan Chase & Co y Wells Fargo & Co.
Los bancos manejaron las transacciones a través de cuentas de clientes que se transfirieron algunas de sus ganancias fuera del país, dijeron dos de los citados.
Agencias como Homeland Security, la DEA y el FBI están involucradas en la averiguación, que ha estado en marcha durante tres años y que se ha remontado a 2005. Estados Unidos se concentra en el caso porque el dinero supuestamente mal habido pasa por sus bancos y se utilizó para comprar propiedades en su territorio.
Las personas objeto de la investigación se han relacionado con miles de millones de dólares de ganancias ilegales, gran parte de las cuales fue transferido a cuentas en el extranjero en Panamá, agregaron las fuentes a Bloomberg. (Agencias)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *