La ONU sigue pidiendo que se respeten los derechos civiles en Venezuela

Celac , ONU y Almagro piden salidas a crisis en Venezuela (+Video)

El Salvador acogerá este martes una reunión extraordinaria de cancilleres y representantes de los países de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), a petición del gobierno venezolano, para abordar la violencia generada en medio de la crisis que vive el país suramericano.  Mientras la ONU exige respeto a las libertades individuales y el líder de la OEA, Almagro señala que los muertos se habrían podido evitar con unas simples elecciones.

El presidente salvadoreño, Salvador Sánchez Cerén, dijo este lunes que confía en que en la reunión “se encuentren caminos para que Venezuela pueda continuar su desarrollo y hacer realidad su aspiración de entendimiento y diálogo en paz”.

El mandatario, quien hizo estas declaraciones en el marco de su participación en el Día Internacional de los Trabajadores, recordó a la oposición venezolana que “su único camino es el diálogo con el gobierno”.

El canciller de El Salvador, Hugo Martínez, explicó que “por razones de agenda” algunos cancilleres no estarán en la reunión, por lo que “en algunos casos participarán delegados”, sin precisar quién representará a cada país.

Venezuela solicitó a El Salvador el pasado 25 de abril con “carácter de urgencia” convocar una reunión extraordinaria de los cancilleres de la Celac para denunciar “la violencia opositora”.

Un día después el gobierno de Venezuela anunció su decisión de abandonar la Organización de los Estados Americanos (OEA) por haberse convocado una reunión de cancilleres sobre la crisis política del país pese a su oposición frontal a esa sesión.

La ONU sigue pidiendo que se respeten los derechos civiles en Venezuela
La ONU sigue pidiendo que se respeten los derechos civiles en Venezuela

El mismo 26 de abril El Salvador convocó a los cancilleres de la Celac para la reunión extraordinaria de este martes, cuyo único punto a tratar será la violencia desencadenada en medio de la crisis venezolana.

Según explicó un portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, El Salvador, como presidente pro témpore de la Celac, apoyará “cualquier iniciativa” que promueva el diálogo como vía de solución a la situación en Venezuela.

“El próximo martes se escucharán las peticiones y sugerencias y se tratará de buscar la solución al grave problema que atraviesa Venezuela”, explicó el representante de la Cancillería, sin precisar si El Salvador hará propuestas concretas.

El principal partido de la oposición salvadoreña, la Alianza Republicana Nacionalista (Arena), rechazó la semana pasada que el gobierno de Venezuela “utilice” a El Salvador como muestra de respaldo internacional “al régimen de Nicolás Maduro”.

La solicitud venezolana de una reunión de cancilleres de la Celac se hace en medio de un clima de agitación por una ola de manifestaciones antigubernamentales y hechos violentos que han dejado, al menos, un saldo oficial de 29 muertos, más de 500 lesionados y más de un millar de detenidos.

El gobierno venezolano ha acusado a sus opositores de promover la violencia que ha causado estas muertes, varias de ellas en manifestaciones oficialistas u opositoras, provocadas por civiles armados.

La oposición, por su lado, responsabiliza a paramilitares armados por el Gobierno de provocar las muertes, incluso de personas que no participaban en las protestas.

Las manifestaciones se iniciaron luego de que el Supremo venezolano dictara una sentencia con la que asumía las funciones del Parlamento, el único poder controlado por la oposición y, aunque ese fallo fue revertido dos días después, los opositores insisten en denunciar una ruptura del orden constitucional.

En las últimas cuatro semanas la oposición ha convocado más de una decena de manifestaciones para pedir elecciones que se han replicado en varias ciudades del país, afectado por una crisis económica que se traduce en la persistente y fuerte escasez de alimentos y medicinas.

ONU: Reprimir a disidentes en Venezuela no resolverá la agitación en calles

El alto comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad al Hussein, afirmó este lunes que la vía por la que ha optado el gobierno de Venezuela de “reprimir las voces disidentes, no resolverá la agitación” en las calles o las razones de las protestas.

Consideró que los elementos más alarmantes de la situación que atraviesa Venezuela son el aumento de la violencia, las acciones de grupos armados progubernamentales y la extendida falta de confianza en el gobierno y el poder judicial.

“En nuestra opinión, las amenazas de desvincularse de la Organización de Estados Americanos (OEA) tampoco son una estrategia para recuperar la estabilidad y la paz”, declaró Zeid en una rueda de prensa en la que pasó revista a las situaciones más preocupantes de derechos humanos en el mundo.

El organismo que dirige Zeid no tiene ningún acceso a Venezuela a pesar de que varias veces ha solicitado al gobierno que emita los visados correspondientes a sus expertos para que evalúan directamente la situación de derechos humanos en el país.

La última petición en ese sentido fue formulada el pasado octubre, sin ningún resultado.

Sobre la posibilidad de que su oficina ofrezca una mediación en la actual crisis que sufre Venezuela, el alto comisionado dijo que estaría a favor si el gobierno estuviese de acuerdo para ello.

La OEA ha intentado en el pasado ejercer ese rol, pero su relación con el gobierno de Nicolás Maduro se ha degradado fuertemente en los últimos meses.

Las protestas en Venezuela cumplen hoy un mes, con un saldo de 29 muertos, medio millar de heridos y cientos de detenidos.

Tanto la oposición como los sectores afines al gobierno han pedido a sus respectivos simpatizantes que salgan a las calles para participar en nuevas marchas.

Almagro: Las elecciones pudieron evitar el derrame de sangre en Venezuela

Luis Almagro, secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), expresó que este lunes -1° de mayo- Venezuela cumplió un mes de continuas protestas activadas en el país y las cuales han sido reprimidas por un gobierno que se comporta como un régimen dictatorial.

La autoridad internacional señaló que en las calles de Venezuela se ha derramado mucha sangre que se pudo haber evitado con elecciones, específicamente con el referéndum revocatorio.

“Es la hora que los derechos del pueblo sean restituidos, el continente pide que el país retorne a la democracia”, dijo a través de un video publicado en Twitter.

Almagro agregó que los ciudadanos exigen que el gobierno reconozca sus derechos. Este mes la represión contra los venezolanos ha sido sangrienta y de una indigna cobardía, sostuvo.

Reiteró que la salida de Venezuela de la OEA no es la solución ante la crisis del país. Asimismo, indicó que el cumplimiento de la Carta Democrática Interamericana si es la solución.

“El hecho de haber presentado una nota parar retirarse de la OEA no le da una carta blanca al régimen para consolidarse como dictadura”, sentenció.  (EFE)