Hoy más que nunca el transporte es un caos y un abuso contra el usuario

La pesadilla del transporte público sin control alguno en Guayana

Consejo Consultivo de Transporte del 22 de mayo donde se subió el pasaje a 150 bs.
Consejo Consultivo de Transporte del 22 de mayo donde se subió el pasaje a 150 bs.

Desde su fundación Ciudad Guayana se ha caracterizado por tener un mal servicio de transporte público, con pequeños picos  de buen funcionamiento como  cuando se creó y fortaleció la ruta de los Tucaroní entre 1994 y 1999.   Siempre han sido insuficientes las unidades y el tema de las tarifas  ha sido igualmente motivo de continua discordia.

Pero lo que se está viviendo en la actualidad  supera con mucho todos los malos tiempos de la historia, pues aparte de que la flota está en más de un 70 % altamente deteriorada y en malas condiciones, la tarifa se ha vuelto un campo para asaltar sin armas a los usuarios del transporte que tienen que pagar aunque no les guste lo que cobran los colectores, con frecuencia con aires de matones de barrio, especialmente en los autobuses de las llamadas ”rutas directas”.   Todo esto multiplicado por diez por la falta casi absoluta de control  y supervisión por parte de las autoridades competentes en la materia en la alcaldía de Caroní.

Como está ocurriendo en todos los órdenes de la vida, en el transporte público los choferes y colectores prestan el servicio de la manera que les dá gana y cobrando lo que les provoca – imaginamos ya que basándose en la fluctuación del dólar negro-  Lo cierto es que el aumento oficial de llevar al pasaje a 150 bolívares determinado en una Consejo Consultivo de Transporte  el pasado 22 de mayo, quedó para la fotografía pues como es costumbre los  conductores cobran lo que les dá la gana y hasta segmentan las rutas para volver a cobrar la tarifa por encima de la establecida varias veces.

Hoy más que nunca el transporte es un caos y un abuso contra el usuario
Hoy más que nunca el transporte es un caos y un abuso contra el usuario

Ahora bien, el nuevo presidente del Imttv Caroní, Antonio Valdez Mederico, dijo que el consejo consultivo acató oficialmente la Gaceta Oficial 6.297 del 5 de mayo que establece el pasaje urbano a 150 bolívares, luego de que el vicepresidente de la República, Tareck El Aissami, anunciara el incremento junto al ministro de Transporte, Ricardo Molina.   Lo que Valdez Mederico no detecta aún es que casi todas las líneas están cobrando 200 o más bolívares sin que nadie les impida abusar de los golpeados bolsillos de los usuarios del transporte público con la más  tranquila impunidad porque nadie del Instituto de Transporte realmente está supervisando el tema y mucho menos sancionado a los choferes  aprovechados que esquilman a los usuarios.

Solo para mostrar cómo han aumentado hasta el caos las tarifas del pasaje en Caroní basta decir que en  la alcaldía de Caroní en noviembre de 2016 –hace 8 meses-se  acordó el aumento de la tarifa de 35 a 60 bolívares agregando que a partir delas 6 pm  y los fines de semana, el monto a cobrar será de 10 bolívares más, o sea 70, en lo que va de 2017 se subió enero a 80 Bs. oficialmente que fueron 100 Bs., porque los choferes nunca dan vueltos ni respetan los acuerdos si no hay fiscalización y más allá de ella sanciones a los choferes y sus líneas.   Y por si fuera poco aclararon  que habrá un aumento el primero de septiembre, cuando el boleto costará 200 bolívares, siempre y cuando el Gobierno central no establezca otros aumentos.

Sin embargo todos estos números son irreales, porque desde el lunes se vienen cobrando 200 bolívares de pasaje a cada persona en las rutas cortas,  si la ruta es larga como de San Félix Puerto Ordaz.  Mientras que en la rutas largas se segmentan , y como los choferes y colectores cobran al subir,    luego a mitad de camino dicen que llegan hasta allí y bajan a los pasajeros que no estén de acuerdo con pagar de nuevo  el pasaje de .200 bolívares, si tienen suerte.

Y decimos esto porque desde San Félix a Alta Vista, desde hace tiempo, están cobrando 400, 500,  700 y algunos abusadores hasta 800 y mil bolívares por cada pasajero.   Pues resulta que cuando el caos reina y no hay control sobre nada en esa alcaldía de Caroní, la misma que hace unos años fue  modelo para el continente, los platos rotos, los cobros injustificados y todas las cosas malas caen sobre los usuarios del transporte público.

Actualmente el alcalde designado  de Caroní, en un proceso muy poco claro y al margen de las leyes establecidas, es el señor Tito Oviedo – por si alguno no conoce el nombre-, quien se supone es el responsable oficial y máximo rector  del transporte público en el municipio; pero nos atrevemos a creer que este caballero no es rector de nada, porque en Guayana quien manda en el transporte es la santa voluntad de los choferes y en segunda instancia el caos total, porque la verdad es que nadie controla nada.   –  Gustavo Montaña

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *