Nación sin hogares seguros, nación sin derechos

Nación sin hogares seguros, nación sin derechos

Nación sin hogares seguros, nación sin derechos

Un viejo adagio dice que el hogar de cada uno es su castillo, haciendo alusión directa a la sensación de seguridad, bienestar y protección que significa la casa de cada persona.   Por ello el Artículo 3 de la declaración universal de los Derechos Humanos establece que: “Todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona.”   Y por si eso fuera poco la misma carta establece  en su Artículo 9 que: “Nadie podrá ser arbitrariamente detenido, preso ni desterrado.”   Finalmente el Artículo 12 de la misma declaración  establece que: “Nadie será objeto de injerencias arbitrarias en su vida privada, su familia, su domicilio o su correspondencia, ni de ataques a su honra o a su reputación. Toda persona tiene derecho a la protección de la ley contra tales injerencias o ataques.”[i]

Eso lo establece una ley que vale para el planeta tierra, a la que se suscribió Venezuela hace años y que está por principio incluso por encima de las máximas leyes nacionales, pues se supone que son principios rectores para la protección de la raza humana.   Pero si alguien puede tener dudas al respecto nuestra Constitución Nacional las aclara sobradamente pues establece en el Artículo 19, que: El Estado garantizará a toda persona, conforme al principio de progresividad y sin discriminación alguna, el goce y ejercicio irrenunciable, indivisible e interdependiente de los derechos humanos. Su respeto y garantía son obligatorios para los órganos del Poder Público, de conformidad con esta Constitución, con los tratados sobre derechos humanos suscritos y ratificados por la República y con las leyes que los desarrollen.”[ii]  El artículo 23 de nuestra carta magna ratifica además que todos los tratados, pactos y convenciones relativos a derechos humanos, suscritos y ratificados por Venezuela, tienen jerarquía constitucional y prevalecen en el orden interno.

Nación sin hogares seguros, nación sin derechos

Hasta aquí la lección de leyes va muy bien.   El problema surge cuando la contrastamos con la realidad de las últimas semanas cuando se han registrado irrupciones armadas de la GBN, el SEBIN y la PNB en hogares de diversas parte del país, como por ejemplo la Residencia “Los Verdes” o “Victoria” en el Paraíso,  las urbanizaciones “El Barbecho” y “San Antonio” en Miranda, “Villa Tabure” y “La Ribereña” en Cabudare  y las “Trinitarias”, “Club Hípico” o “Sucre” en Barquisimeto, Lara; las urbanizaciones “El Trigal”, “Pechinenda c”, “La Granja” y “Prebo” en Carabobo, la “José Antonio Páez” en Barinas, Las urbanizaciones “Los Salias” y “El Limón” en Aragua, las residencias “Las Lomas”, “Torbes” y “Carabobo” en el estado Táchira, o si lo quiere más cerca las  residencias “Los Olivos” y la urbanización “Los Mangos”, aquí en nuestra Ciudad Guayana.

Porque en toda esa larga lista de nombres pasa algo común, los mencionados cuerpos de seguridad, con frecuencia acompañados por civiles armados, de los llamados grupos colectivos, han irrumpido violentamente destrozando rejas, entradas, puertas, rompiendo paredes, y violentando infinidad de hogares sin presentar ni media orden de allanamiento.  El número de carros privados destrozados por los uniformados pasa del medio millar en estos tres meses y los detenidos sacados a la fuerza y sin órdenes legales de los hogares suman casi 200, en una suerte de acción brutal que emula la mal recordada noche de los cristales rotos de los nazis cazando judíos.

Nación sin hogares seguros, nación sin derechos

Una práctica de puro y abierto terrorismo, avalado silenciosamente por  el gobierno y aplaudido abiertamente por los medios oficialistas, como lo muestra la nota de la web pro gobierno lechuginos que nos dice : “El conjunto residencial El Paraíso ha sido cuna de los terroristas financiados por la MUD, los cuales han sembrado el terror en la zona, haciendo la vida casi imposible a los vecinos. Ante tantas denuncias por la oleada de violencia en el sector, una comisión del Comando Nacional Antiextorsión y Secuestros (Conas) de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) allanó las residencias El Paraíso, conocida como Los Verdes, durante la tarde de este martes…Estos allanamientos representan un duro golpe al terrorismo que ya tenía todo planeado para ejecutar aún más acciones terroristas para desestabilizar al país como parte del golpe blando que la derecha apátrida ejecuta contra el gobierno nacional.”[iii]

Pero a todos estos personajes se les olvida el Artículo 47 de la carta magna criolla que dice: “El hogar doméstico y todo recinto privado de persona son inviolables. No podrán ser allanados sino mediante orden judicial, para impedir la perpetración de un delito o para cumplir, de acuerdo con la ley, las decisiones que dicten los tribunales, respetando siempre la dignidad del ser humano… “  Y vale acotar aquí que cuando una nación no goza de hogares seguros como último resguardo del individuo, no hay respeto a los derechos humanos ni a las leyes fundamentales.   Gustavo Montaña

[i] Declaración Universal de los Derechos Humanos.  Naciones Unidas.   http://www.un.org/es/universal-declaration-human-rights/

[ii]  Constitución de la República Bolivariana de Venezuela. Distribuidora Escolar.  Caracas, 2003.

[iii] Lechuginos.com.    http://www.lechuguinos.com/terroristas-paraiso-operacion/