1496234997823

La falsa verdad que interesa a algunos

EL TSJ abre antejuicio de mérito pasa salir de la Fiscal
EL TSJ abre antejuicio de mérito pasa salir de la Fiscal

Desde siempre la palabra ha sido una de las principales herramientas con las que pelean todas las luchas y se validan las cosas buenas y las malas, desde los apasionados discursos de Pericles en el ágora de Atenas hasta las cadenas presidenciales de nuestra  Venezuela del siglo XXI han pasado miles de años, pero muchas de las estrategias usadas siguen siendo las mismas, modernizadas por la psicología y los nuevos medios de comunicación, pero con un fin similar controlar a las personas.

Cuando apreciamos a la canciller de la república Delsy Eloina Rodríguez hablando en las sesiones de la OEA y afirmando tajantemente que en Venezuela no hay presos políticos, sino delincuentes que cometieron crímenes y merecen estar en las cárceles, que el responsable de los muertos en el país el Almagro que además está incitando una invasión de Estados unidos a Venezuela y que no se violan los derechos humanos en el país.  Los venezolanos de pie nos quedamos con la boca abierta, ante el manejo tan extremo y sin remordimientos de la mentira.   Que además parece calar muy bien en el exterior si vemos que no se lograron los votos para aprobar una resolución por el caso venezolano a pesar de los esfuerzos de 16 países y el voto a favor de 20.

Indudablemente que a lo largo de 18 años de gobierno hegemónico con todos los poderes centralizados, con años sin oposición en la Asamblea Nacional y con el apoyo de naciones maestras en la manipulación de la verdad, la victimización y el engaño como Cuba.   El gobierno venezolano se ha caracterizado por una acertada estrategia informativa,  conducida personalmente por Hugo Chávez – que no era buen mandatario pero si buen comunicador-, donde con frecuencia se mezclaba verdades con mentiras para dar una visión difuminada de la realidad.

1496234997823

Se achacaba a otros los delitos que se cometían, por ejemplo mientras se ataca a los medios de comunicación por manipuladores y monopolizadores, el Gobierno se convertía en el mayor dueño de Medios de Venezuela con el 80% de los canales públicos en sus manos, el 47 % de las radios en el país y un 39 % de los periódicos, sin contar la influencia y autocensura que impone a la mayoría de los restantes medios privados.   Se fue convirtiendo en una suerte de red goebeliana, haciendo referencia al satánico jefe de medios de la Alemania nazi, gran impulsor de la manipulación y control de los medios de comunicación.

Esta semana casualmente en la Escuela de Filosofía de la UCV  se llevó a cabo la charla “Verdad y Política” con Erick Del Búfalo,  catedrático de la Simón Bolívar, en la que se debatió  las vinculaciones entre  el peso de la verdad desde la óptica de la  libertad y el totalitarismo.

En la charla Del Búfalo indicó que la verdad es un campo de batalla más importante que las balas. “Se construye a partir de un diálogo social y colectivo. Todo el mundo pretende tener la verdad, siendo este el problema esencial de la política. El chavismo está perdiendo su verdad”.   El especialista precisó que la verdad se forma como una convicción. Los ciudadanos deben luchar por ejercer y adueñarse de su libertad. “La ley, el poder y la verdad son lo mismo en un sistema totalitario”. “El gobierno sabe administrar la verdad, la dosifica según el interés del estado y el poder”.

Cuando escuchamos a Delsy Eloina y sabemos por ejemplo aquí en Guayana que 11 muchachos, varios de ellos que ni siquiera estaban en las manifestaciones, fueron enviados a la cárcel de El Dorado, lo único que podemos es impresionarnos ante la capacidad de mentir, ante el desparpajo para torcer la verdad.   Pero como se dice en la sabiduría criolla,” las mentiras tienen patas cortas”, aquí en nuestra tierra cada día son menos los que se creen estos cuentos de camino o los de la guerra económica.

El Psicólogo y psiquiatra austriaco Alfred Adler escribió que “Una mentira no tendría sentido si la verdad no fuera percibida como peligrosa.”  Y eso parece mostrarnos a todos lo que hay detrás del empeño oficial en negar la verdad de lo ocurre en el país y de tratar de convencer al mundo de que vivimos en democracia, cuando en estos tiempos se están dando desde el poder los pasos para abolirla por completo en el país.  Hay un  Proverbio judío que dice “Con una mentira suele irse muy lejos, pero sin esperanzas de volver.”   ¿Será que esa es la realidad de nuestro gobierno?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *