El caso de Eliangelica González maltratada por media  docena de Guardias es sólo uno de muchos

La libertad de prensa una perseguida en Venezuela

La agresión a periodistas es continua en estos tiempos
La agresión a periodistas es continua en estos tiempos

Este 27 de junio se celebra en Venezuela el día nacional del  periodista, con la intención de conmemorar el trabajo de  las mujeres y hombres que se ocupan de mantener informado al país, como se comenzó a hacer el 27 de septiembre de 1818,  fecha de salida del primer número del correo del Orinoco, el periódico que edito el propio Simón Bolívar para comunicar a la naciente Venezuela el avance de la gesta independentista.

El ejercicio del periodismo ha tenido muchas malas y buenas épocas en nuestra tierra, pues ha servido como foro de debate del acontecer político nacional con plumas tan venenosas como la de Antonio Leocadio Guzmán – el papá del presidente Guzmán Blanco- y tan acidas como la de  Juan Vicente González en el siglo XIX.  Con gente de la chispa y talento de un Leoncio Martínez, Miguel Otero Silva, Aquiles  Nazoa, Rómulo Gallegos, o Uslar Pietri en el siglo XX.   Después de las dos aventuras dictatoriales de comienzos y mediados de la centuria  pasada, con el tan satanizado pacto de Punto Fijo y la constitución del 61 comenzó lo que muchos han llamado la era dorada de la comunicación en Venezuela.

En esos años nuestra tierra se convirtió en uno de los más avanzados ejemplos de modernización, profesionalización  de la comunicación, sentando pautas para todo el continente, maquinaria con fallas y defectos, comenzando por las pésimas condiciones salariales que siempre han reinado para la gran mayoría de los trabajadores de la prensa, desde los periodistas universitarios hasta los fotógrafos y camarógrafos, injusticia nunca reparada ni tomada por ningún gobierno ni de la cuarta ni de la quinta.   Sin embargo existía un respeto marcado hacia el tema de la libertad de expresión hacia  ese cuarto poder que ayudaba a fiscalizar y controlar a los gobiernos de turno.

Esa misma maquinaria fue la que posibilitó y difundió el proyecto y planteamiento de Hugo  Chávez, ayudándole a llegar a la presidencia de la república, bajo la creencia de que fortalecería  el poder de los medios.

El caso de Eliangelica González maltratada por media  docena de Guardias es sólo uno de muchos
El caso de Eliangelica González maltratada por media docena de Guardias es sólo uno de muchos

En este 2017 los venezolanos nos  llegamos al día del periodista  con la cifra de 376 trabajadores de la prensa agredidos, según 238 casos documentados, entre el 31 de marzo y  el 24 de junio,  según a denunciado el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP).   Lo más terrible es que los cuerpos de seguridad del Estado son responsables de 170 casos de agresiones durante coberturas periodísticas en las manifestaciones.    “La Guardia Nacional Bolivariana es responsable de 60,5% de los casos de agresiones que tienen como victimarios a los organismos de seguridad”.

Además, se han documentado 33 detenciones ilegales en contra de los trabajadores de la prensa.  Hemos presenciado hasta el video como efectivos de la Guardia Nacional despojan de sus equipos a periodistas venezolanos y extranjeros, como lanzan cámaras de un canal nacional desde un elevado y como se protege y resguarda a los grupos violentos que atracan, golpean y amenazan a los trabajadores de los medios de comunicación.

Este fin de semana sin ir lejos un grupo de delincuentes robó los equipos televisivos pertenecientes al canal regional Tam Mérida, según denunció Carlos García, alcalde de Mérida, quien tildó la acción como un vil ataque a los medios de comunicación en su estado.    El alcalde manifestó que es “mucha casualidad” que el gobierno días atrás decretó el cierre de ULA TV, canal televisivo de la Universidad de Los Andes y ahora se registre este hecho.

Este 27 de junio se ha registrado durante los últimos 18 ,  mayor desaparición o venta forzada  de medios de comunicación de nuestra historia reciente, RCTV, Vale TV, ULA TV, Globovisión,  por citar sólo algunos de los canales cerrados, expropiados o que cambiaron de manos, mientras que decenas de periódicos han sido cerrados o quebrados por la falta de papel, decenas de radios expropiadas, mientras que el gobierno se hace dueño y participe del 70 % de los canales de televisión del país, del 39 de los periódicos y de la mayor red de emisoras de radio en Venezuela.

Hoy como nunca  la libertad de prensa es perseguida y criminalizada en nuestro país, siendo cada vez menos los comunicadores y espacios públicos que tienen la capacidad de disentir del gobierno, hoy conmemoramos una fecha que para muchos puede ser la última comunicando y escuchando  puntos de vista diferentes a los oficiales.   ¿Será que algún día Venezuela hará algo al respecto?

Gustavo Montaña