El ataque a la Asamblea Nacional fue grabado y fotografiado ampliamente

Colectivos Constituyentes: de la amenaza al delito

El habitual verlos actuar junto a la Guardia Nacional y otros cuerpos de seguridad en contra de los opositores
El habitual verlos actuar junto a la Guardia Nacional y otros cuerpos de seguridad en contra de los opositores

El diccionario de la Real Academia de la Lengua española define la palabra  Colectivo en tres acepciones:

“1-Colectivo, grupo de personas que tienen en común una actividad, afición u objetivo.

2- Colectivo, sinónimo de autobús, ómnibus o transporte público.

3- Colectivo (Venezuela), tipo de organización comunitaria del Gobierno de Venezuela.”   De allí en adelante se explaya hablando de las actividades comunes, de los colectivos (buses del transporte argentino y el tercer término ni lo vuelve a nombrar.

Wikipedia por su lado nos dice que “El término colectivo se refiere a un tipo de organización paramilitar comunitaria en Venezuela que apoya al Gobierno de Venezuela, al Partido Socialista Unido de Venezuela y a la Revolución bolivariana.   El término se puede referir a una organización comunitaria con cualquier propósito compartido, como un grupo de vecinos que organiza eventos sociales, un grupo que tiene un hobby particular o grupos de militantes que han sido acusados de atacar y asesinar a individuos.   Entre los principales grupos de este tipo se encuentran los colectivos populares, artísticos, culturales, de sexo-diversidad, políticos, comunicacionales y de educación popular.”  Como ven en la base de datos universal que es Wikipedia ya se vincula el término a actividades  delictivas en Venezuela, vinculados a la situación política existente.

Hoy precisamente, cuando arranca una huelga general nacional, consideramos pertinente hablar de ese aspecto, pues la realidad es que su presencia se ha hecho más dolorosamente palpable  para todos, pues desde hace años vienen actuando con el apoyo,  resguardo, recursos e impunidad que pareciera se les ofrece siempre desde el gobierno regional; siendo usados como grupos de choque contra quienes desde la oposición se atreven a adversar al gobierno; para atacar focos que consideran enemigos, como los campus de la UCV, la ULA, LUZ y la UDO, donde reiteradamente han actuado con garantía fija de actuar en su contra.   Los muertos que se les atribuyen son la mayoría  de la lista reciente de los 103 caídos en las protestas que se vienen dando desde el mes de abril.

El ataque a la Asamblea Nacional fue grabado y fotografiado ampliamente
El ataque a la Asamblea Nacional fue grabado y fotografiado ampliamente

Esta semana los hemos visto actuando armados en Ciudad Guayana, cerrando pasarelas en Barinas, irrumpiendo en residencia en los Teques, disparando contra manifestantes en Carabobo, Lara, Nueva Esparta y naturalmente en Caracas, donde incluso asaltaron el palacio Legislativo hace unos días hiriendo a varios diputados ante la mirada sonriente o impasible de la Guardia Nacional que presenció los hechos.    Ayer martes incluso clavaron en un edificio de Montalbán en Caracas una clara amenaza en un manifiesto escrito contra los vecinos del lugar, abriendo un canal para que delaten a los vecinos que participan en lo calificaron de actividades fascistas y antigubernamentales.

Según los datos de internet hay entre 20 y 100 diferentes colectivos en Venezuela, siendo los grupos más destacados los Tupamaros, el Frente Francisco de Miranda, Alexis Vive, La Piedrita y Ciudad Socialista Frente 5 de Marzo.  Esto porque son los más sonoros y poderosos, llegando algunos como los Tupamaros de Mérida a controlar toda la ciudad y cobrar vacuna a todos los comerciantes  e industriales, siendo compañeros de represión de la Guardia y la Policia contra los estudiantes desde hace tiempo.   En Guayana los hemos visto atracando personas pistola en mano luego de marchas opositoras resguardados desde la distancia por la Policía y la Guardia y en estos últimos meses los hemos apreciado en infinidad de fotos y videos abriendo fuego con sus armas de fuego contra los manifestantes de la oposición, siempre acompañados por entes de seguridad.

Están registrados atacando personas en todo el país
Están registrados atacando personas en todo el país

Hoy queremos profundizar en el término, porque estamos en una jornada de paro marcada otra vez por la represión y las amenazas a los ciudadanos desarmados, que esgrimen como elementos de lucha banderas y pancartas.   Y ya sabemos que diversos colectivos han amenazado y actuado contra la oposición, a quienes en un mal uso de la palabra denominan facistas y contra quienes no dudan en blandir armas de fuego.

El término colectivo brinda claridad en su acepción de un grupo con intereses comunes y objetivos compartidos, lo que puede significar infinidad de acciones positivas.   Lamentablemente la definición de Wikipedia, que viene de las formas habituales de uso comunicacional actual, nos retrata grupos delictivos que atentan contra las personas.  El New York times en su edición en inglés y español publicó un reportaje sobre los colectivos, donde puntualiza que: “Los colectivos controlan un vasto territorio del país y en algunos casos se financian por medio de actos delictivos como la extorsión, el contrabando en el mercado negro de alimentos regulados y el narcotráfico. El gobierno tolera sus actividades a cambio de lealtad.”   Incluso varios de los candidatos en la famosa y polémica constituyente comunal de Maduro, son miembros de estas organizaciones y  tienen amplio prontuario por la comisión de diversos delitos -incluido el homicidio-, como Valentín Santana, miembro del Colectivo “La Piedrita”  del 23 de Enero, quien incluso se da el lujo de amenazar al Cicpc y nadie lo pone preso.  El difunto comandante Chávez decía “quien tiene ojos que vea”.  ¿Serán esas las personas adecuadas para definir las leyes máximas de un país?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *