Cuando  Juego de Tronos semeja la realidad venezolana

Cuando Juego de Tronos semeja la realidad venezolana

Cuando  Juego de Tronos semeja la realidad venezolana

Desde hace varios años el mundo entero viene siguiendo la exitosa y aclamada serie de la cadena HBO “Juego de Tronos”, hace apenas 3 semanas comenzó su séptima y última temporada que ha sido visto por más de 110 millones de personas en el globo en cada emisión.   La increíble crueldad, la ficción épica y sobre todo las perversas e increíbles cosas que se hacen en el juego para conservar o alcanzar el poder son algunas de las explicaciones para este fenómeno de la televisión mundial.   Hace un tiempo en una entrevista al autor de los libros George R.R. Martin dijo que los personajes malvados y los episodios sangrientos habían sido extraídos de hechos ocurridos en la historia, cosa que muchos han puesto en duda, porque  a simple vista pareciera que tales niveles de maldad, maquiavelismo y engaño parecen imposibles.

Este lunes 31, cuando el país acaba de pasar una polémica y dudosa jornada electoral donde  anoche el CNE nos dijo que más de 8 millones de venezolanos habían votado a favor de la constituyente y voceros como  Jorge Rodríguez se rieron  negando la cantidad de muertos que hubo en la jornada del domingo, que sumaron 16, junto a 96 detenidos y un número hasta ahora desconocido de heridos, cuando el mandatario nacional dice que triunfo la paz y numerosos hogares están de duelo por los familiares que han sido asesinados en los 122 días de protesta que pasan ya de los 120 muertos; pareciera que el sangriento cuento de Juego de Tronos ha saltado de las pantallas de la TV a la realidad de nuestro golpeado país.    Las calles de la mayoría de las ciudades del país, llenas de basura,  barricadas y destrozadas semejan los escenarios de la guerra de los reyes en Juego de Tronos.

La crudeza de los personajes despiadados  que no dudan en ordenar la muerte de miles para seguir en el poder, que usan del engaño, la traición y la violencia como mecanismos para  seguir gobernando, que impacta al mundo pareciera quedarse corta cuando vemos las imágenes de francotiradores militares apuntando a civiles desarmados en las calles del país, de tanquetas atropellando personas y derribando  portones de urbanizaciones, a contingentes de la Guardia Nacional disparando bombas contra civiles, centros comerciales, hospitales y hogares, cuando se hace una lista donde la mayoría de los muertos son jovencitos que no llegan a los 25 años, cuando los detenidos que suman miles  son en su mayoría estudiantes y cuando en los tribunales se les acusa de terrorismo y se les lleva a juicios militares.

Cuando  Juego de Tronos semeja la realidad venezolana

Este lunes ya desde el gobierno se celebra una victoria que por alguna razón los venezolanos no alcanzamos a ver, pues entre otras cosas se impidió a los medios de comunicación que cubrieran el evento electoral, emitiéndose sólo las imágenes permisadas por el gobierno, como la afluencia de  centenares de personas  al megacentro electoral del Poliedro, donde por cierto lograron filtrar los videos e imágenes de reparto de bolsas de comida a quienes fueron a votar.   Desde el Presidente Maduro hasta las autoridades del CNE proclaman que triunfo la paz, cuando los muertos  de ayer solamente fueron 16 y la represión se cumplió según el Foro Penal en 76 lugares diferentes del país.

Hoy como otras veces Venezuela semeja una edición especialmente sangrienta y trágica de Juego de Tronos, mientras el temor y la preocupación de la mayoría de las personas llega hasta  nuevos y desconocidos niveles pues lo único que se avizora es la disolución de la AN, el recrudecimiento de la represión, las persecuciones políticas que ya empezaron con varios alcaldes presos y una agudización notable de la crisis económica que de milagro permite comer al 80 % de la población; pues mientras el gobierno celebraba el domingo 10 naciones confirmaron no aceptar los resultados de la Constituyente, a lo que se suma el repudio del Parlamento Europeo, de la OEA, de infinidad de organizaciones no gubernamentales y de Mercosur que debate esta semana la expulsión de Venezuela del Grupo.

Mientras los Estados Unidos anuncia inminentes sanciones al negocio petrolero, que representa el 95% de los ingresos en divisas de Venezuela con lo que se adquiere el 70% de los productos que consumimos en el país, porque nuestro aparato productivo se ha deteriorado en más de un 60 % en los 18 años de gobierno revolucionario.   Hoy los venezolanos estamos como los habitantes de westeros cuando todos los ejércitos se abaten sobre ellos.  Hoy más que nunca tenemos que unirmos como pueblo, clamar a Dios y actuar en paz y con valor como no se ha hecho antes.