Los resultados deben servir para la reflexión entre la dirigencia política

El increíble civismo de los venezolanos

A pesar de todo todavía hubo gente que salió a votar en las primarias
A pesar de todo todavía hubo gente que salió a votar en las primarias

Una vez más el increíble comportamiento  cívico de los venezolanos quedó en evidencia al acudir a un nuevo proceso electoral, en esta oportunidad las primarias para elegir a los candidatos que representarán a la opositora Mesa de la Unidad Democrática, que este domingo 10 convocó en un proceso totalmente ciudadano, coordinado por la sociedad civil como el plebiscito sobre la ANC, sin el apoyo del CNE y realizado en 19 estados del país.

Y destacamos lo increíble,  porque contra todo pronóstico, contra el desgano existente en la colectividad ante la violación absoluta de  lo determinado en nuestra constitución nacional al elegir de forma irregular y con acusaciones de trampa a los representantes de  una ANC que está fungiendo como un gobierno legislativo paralelo al margen del derecho, contra la botada y cambio sin justificación alguna de la Fiscal General de la República, electa siguiendo los parámetros constitucionales, y su suplantación a dedo por Tareck William Saab, contra la misma decisión de la MUD de aceptar la convocatoria a elecciones regionales  por un CNE  deslegitimado y sin probidad moral, ante la misma existencia de varios candidatos a las primarias por la oposición, que generaron dudas en algunos y la impresión de apetencias personales en otros; los venezolanos una vez más acudimos a votar en las primarias.

Los números muy modestos a nivel  de Bolívar y en el resto del país, demuestran la desmotivación general, pero incluso las pequeñas cifras recogidas dan fé de que a pesar de los pesares, de la situación del país, de la falta de confianza en la dirigencia política que tenemos y las decisiones que toman, de un proceso electoral regional que se vislumbra completamente viciado,  de la agudísima crisis económica, salieron personas a votar, pocas realmente, pero salieron, lo que es un hecho completamente increíble, porque el panorama no daba para que nadie saliera a cumplir con este derechos que poco a poco nos ha sido desconocido por el Gobierno Nacional, al simplemente negar la oportunidad de legislar a la AN, al elegir para quitarla por las malas a una ANC írrita y al usar los máximos tribunales nacionales, las fuerzas armadas y demás instancias de gobierno para oponerse a la decisión de la mayoría de los Venezolanos.

Los resultados deben servir para la reflexión entre la dirigencia política
Los resultados deben servir para la reflexión entre la dirigencia política

Este comportamiento cívico merece un profundo reconocimiento, pues pocos pueblos en el mundo han dado tantas muestras de solucionar sus crisis por la vía democrática, lo que denota un profundo espíritu de paz y búsqueda de los caminos más convenientes en los venezolanos.    Aunque el gobierno intente utilizar los números para atacar a la oposición, como lo hace continuamente, una vez más los venezolanos nos portamos como gente civilizada.

Queda además la otra gran lectura, para la dirigencia política que ahora asume la representación de la oposición de cara a esas muy cuestionadas y cuestionables elecciones regionales, el no llegar siquiera al 10 % del padrón electoral es una muestra de que la gente está cansada de la manera tradicional, inconsulta y poco eficaz de hacer política.   Venezuela es otra muy distinta a aquella de la IV república, como la llaman los oficialistas, y los enemigos son también completamente diferentes y no respetan las normas de juego, por lo que no valen las viejas prácticas partidocráticas de antes.

Estamos en una coyuntura tremenda, con una crisis económica, social, política y de gobierno que ronda la tragedia y donde simplemente ya no caben las  viejas formas de hacer política, hace falta un compromiso real con recuperar el país, con mejorar drásticamente las condiciones de vida de todos los venezolanos, de volver a ser productivos, a tener una moneda decente, a que nuestros trabajos puedan garantizar que comeremos, tendremos casa y condiciones dignas y buenas de vida, a que nuestra salud y seguridad sea buenas y no un susto continuo.

Los venezolanos seguimos siendo gente increíble, y nuestros políticos y dirigentes tienen que subir a ese nivel o la noria del tiempo les dejara en el olvido, así se vistan del color o creencia que quieran.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *