El duelo y la tristeza son generales en Estados Unidos

Atacante de Las Vegas poseía 42 armas entre su casa y el hotel

Hasta ahora es la mayor masacre pública de los Estados Unidos
Hasta ahora es la mayor masacre pública de los Estados Unidos

Stephen Paddock, el hombre que dejó 59 muertos y más de 500 heridos en un tiroteo ocurrido el domingo por la noche en Las Vegas (Nevada), poseía un total de 42 armas entre su casa de Mesquite, a unos 130 kilómetros del lugar de los hechos, y la habitación del hotel donde se hospedaba.

De acuerdo con información de Todd Fasulo, ayudante del sheriff del condado de Clark, al que pertenece Las Vegas, las autoridades encontraron 23 armas de fuego en la habitación del hotel desde donde Paddock disparó a discreción a las 22.000 personas que asistían a un concierto al aire libre de un festival de música country.

Otras 19 armas de fueron halladas en su residencia de Mesquite.

Paddock, según explicó Fasulo, poseía también dos dispositivos que, colocados en la culata de sus armas semiautomáticas, le permitieron abrir fuego de forma completamente automática.

Además, la policía encontró en el vehículo del atacante varios kilos de nitrato de amonio, un material empleado para la fabricación de explosivos.

El tirador pasó sus últimos momentos disparando desesperadamente contra la policía a través de la puerta de su habitación en el hotel Mandalay Bay, según relató el sheriff del condado de Clark, Joseph Lombardo.

Paddock disparó a un guardia de seguridad y abrió fuego contra un equipo de la unidad de elite SWAT, formado por seis agentes que fueron revisando el hotel piso a piso.

“Creemos que el individuo se quitó la vida antes de que entráramos a la habitación”, sostuvo Lombardo.

El duelo y la tristeza son generales en Estados Unidos
El duelo y la tristeza son generales en Estados Unidos

Padre del asesino de Las Vegas estuvo 8 años entre más buscados del FBI

Benjamin Hoskins Paddock, padre del autor de la matanza ocurrida el domingo en Las Vegas (Estados Unidos), Stephen Paddock, formó parte de la lista de “más buscados” del FBI durante casi ocho años, según confirmaron fuentes oficiales a CNN.

El nombre del padre salió a la palestra después de que su hijo, Stephen, acabara con la vida de al menos 58 personas e hiriera a más de 500 cuando al disparar con un rifle automático en contra de los asistentes a un concierto desde la habitación de su hotel, en un casino de Las Vegas.

Hoskins Paddock aparece en dicho listado del FBI desde el 10 de junio de 1969 hasta el 5 de mayo de 1977. Fue descrito en un cartel del FBI como “psicópata diagnosticado”, y como un individuo que indicó tener “tendencias suicidas” cuyo delito era el “robo de bancos”.

El cartel indica que Benjamin Hoskins Paddock, conocido también por varios alias como “Big Daddy”, “Chromedome” y “Old Baldy”, fue declarado culpable por robar bancos y automóviles.

Paddock aterrizó en la lista de los más buscados del FBI después de escapar de una prisión federal de Texas en 1960, donde cumplía condena tras ser sentenciado a 20 años de prisión por robar un banco, según publicaron en ese entonces medios locales.  (EFE)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *