La actitud de dueños de nada se nota

Dueños de nada

Dueños de nada

Seguramente mucha de la gente de cierta edad recordará un tema del otrora muy famoso José Luis Rodríguez “El Puma”, una de las más exitosas estrellas del mundo de la música latina de todos los tiempos, quien comenzó como cantante de gaitas y actor de telenovelas en su Venezuela natal.   Sin embargo para quienes no conocen la canción que fue la promocional del treceavo álbum del cantante y de gran impacto en 1983 cuando se lanzó precisamente con el mismo nombre, podemos contarle, que el coro decía lo siguiente:

“Dueño de ti, dueño de que, dueño de nada.

Un arlequin que hace temblar, tu piel sin alma.

Dueño del aire y del reflejo de la luna, sobre el agua.”

La canción era del mismo corte romántico que la mayoría de los temas interpretados por el famoso “Puma”, pero el caso es que aplica como anillo al dedo a lo que viene ocurriendo a nuestros 4 gobernadores de la tolda blanca que se arrodillaron ante una ilegal ANC que no está contemplada en la constitución vigente , en un acto tan denigrante que la presidente del ente, la hasta hace poco canciller  Deysi Rodríguez se dio el tupé de señalar los “crímenes” cometidos en la Cuarta República por los dirigentes del partido blanco, tras lo cual  los mandatarios electos por el pueblo fueron reconocidos por el gobierno, como si eso fuera necesario después de ganar una elección.

O sea en criollo, los declararon dueños del coroto, o al menos eso parece, pero Los gobernadores opositores de Anzoátegui, Antonio Barreto Sira; Mérida, Ramón Guevara; Nueva Esparta, Alfredo Díaz, y Táchira, Laidy Gómez, que dijeron hacer la acción rechazada por la MUD para garantizar el derecho al voto de la gente de sus estados, se toparon con que en el mismo acto les crearon y montaron un gobierno paralelo designando a los candidatos derrotados del Psuve como “protectores” de sus estados y con un montón de competencias regionales que les fueron trasferidas de facto y porque sí.  De tal forma mandan igualmente en Anzoátegui Aristóbulo Istúriz; en Mérida, Jehyson Guzmán, en Nueva Esparta Carlos Mata Figueroa y en Táchira, el muy querido por el pueblo de la entidad José Vielma Mora.

Con este montaje teatral el gobierno nacional lavó las múltiples acusaciones de irregularidades en el proceso electoral regional, demostradas boleta en mano en el caso del estado Bolívar donde se tardaron 48 horas en dar el boletín oficial, que había sido anunciado un día antes en la red nacional de medios del gobierno, violando la ley, sin lograr que cuadren los números de votos de las boletas con los del CNE y sin que en definitiva se pueda justificar el nombramiento del gobernador.   Igualmente lavaron las irregularidades que afectaron a más de 300 mil votantes en Miranda, donde casualmente ganó el PSUV y en muchas otras entidades del país.

Pero además de eso, con la jura de los gobernadores blancos se convalidó desde la oposición la existencia de una ANC que  fue electa de manera irregular, con la participación del único partido de gobierno y sus aliados y tan mal hecha por el CNE que hasta Smarmatic, la empresa responsable de los comicios se fugó del país denunciando un fraude electoral en el extranjero.   Además le concedió a la írrita ANC el hacha del verdugo para cometer la otra ilegalidad de destituir al gobernador electo del Zulia Tomás Guanipa.

La actitud de dueños de nada se nota
La actitud de dueños de nada se nota

En síntesis la acción de los mandatarios blancos fue de colección, terminaron como el coro de la canción compuesta por Manuel Alejandro y cantada por “El Puma” “Dueños del aire y del reflejo de la luna, sobre el agua…”   Por si lo duda mire las cifras en el Táchira 5 dependencias de la Gobernación fueron trasferidas al gobierno nacional y ahora pasadas a las manos de Corpotáchira o sea de Vielmita, la policía pasó a las órdenes de la Policía Nacional Bolivariana.   En Anzoategui, Nueva Esparta y Mérida, un número desconocido de dependencias fue transferido al Ejecutivo.    Y por si esto fuera poco la semana pasada se reunió la ANC y los 18 gobernadores del PSUV pues no invitaron a los adecos, pero si a los “protectores” de sus estados para asignar y definir el gasto de 471 millardos de bolívares destinados a “programas sociales” o sea como ellos determinen invertirlo para subordinar a la gente ya sea a través de los CLAP, del plan “Chamba Joven” o el que les dé la regalada gana.

Laydi Gómez del Táchira dice que va a salir a protestar  con la gente – ahora si- si no le asignan los recursos, pero lo cierto es que terminaron siendo dueños de nada, ayudando a empeorar la crisis política nacional y siendo la gota que terminó derramando la frágil alianza de la Unidad en Venezuela.   Ahora bien siempre nos queda la esperanza, pues esa afortunadamente nunca muere; pero por encima de todo nos queda la necesidad de confiar más que nunca en Dios, de clamar su misericordia y poder, y de ejercer nuestro rol de ciudadanos activos, de cambiar nuestra dirigencia política y nuestras formas de organizarnos, que es una vieja necesidad que hemos obviado y no podemos seguir postergando, porque ya tan en el fondo tenemos que buscar como comenzar a subir, y no se trata de un tema político, sino de sobrevivencia, de poder llevar la comida a nuestros hogares, de vivir sin el desespero de que no nos alcanza para comprar un kilo de carne o pagar una medicina que no encontramos, para superar el miedo de salir a la calle porque nos pueden atracar o porque simplemente no tenemos ni como tomarnos un café.  No tenemos espacio para vivir decentemente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *